Reseña Histórica

RESEÑA HISTÓRICA ASOCIACIÓN DE PADRES DE FAMILIA

I.E. SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS POPAYÁN

 

La Asociación de Padres de Familia de la I.E. Sagrado Corazón de Jesús, surgió a petición y por diligencia de Sor María del Pilar Cárdenas rectora, quien invitó a un grupo de padres de familia a hacer labor social en favor de las niñas del colegio.  La primera Junta Directiva se conformó alrededor del año 1979, teniendo como presidente al médico Oscar Muñoz Muñoz.

Una de las primeras actividades que realizó la recién nombrada Junta Directiva de la APF fue el festival salesiano, actividad insigne y tradicional que año tras año, une a la comunidad educativa y de la cual se obtienen importantes recursos los cuales se invierten a favor de la misma institución.

Con la necesidad de formalizar la organización, se dio inicio al proceso de elaboración de los primeros estatutos, documento que se presentó oficialmente a mediados de 1980 dando paso a la legalización de la APF ante Cámara de Comercio del Cauca.

Además del festival salesiano, al inicio de cada período escolar, los padres de familia daban un aporte voluntario como apoyo a su misma organización y ante tantas necesidades que el colegio presentaba, años después se gestionó un espacio dentro de la I.E. para el montaje de un almacén escolar en el cual se vendía elementos de papelería y los uniformes para las estudiantes.

El apoyo de la APF Salesianas a la comunidad educativa del Sagrado Corazón de Jesús, ha sido a lo largo de sus casi 40 años de existencia, fundamental para el desarrollo y crecimiento de la misma.  Con los primeros recursos obtenidos, se pavimentó la calle de la entrada del colegio, se hizo el cerramiento del mismo, se pusieron las puertas ya que la locación aunque bonita y amplía carecía de muchas cosas y era totalmente abierta.  Con el paso del tiempo vinieron otras necesidades no sólo a nivel de infraestructura sino también de tipo académico y social.  Tratando de salirle al paso a cada una de ellas, la APF se organizó cada vez mejor, convirtiéndose en ejemplo de gestión, honestidad y transparencia, teniendo a la cabeza a grandes líderes como el médico Ángel Ceballos, segundo presidente con que contó la Asociación y quien estuvo en éste cargo durante 24 años, convirtiéndose en el presidente que más tiempo ha estado en la Junta Directiva de la APF Salesianas.

Gracias al liderazgo de las casi las Juntas Directivas que han pasado por el colegio y el compromiso y esfuerzo de los padres y madres de familia de las distintas generaciones de estudiantes, hoy se cuenta con una excelente planta física dotada de auditorio, patio salón, canchas deportivas, una de ellas cubierta, piscina, casa de muñecas, sala de mecanografía que inicialmente, que se adquirió para evitar que las niñas fueran víctimas de robo a la salida del colegio por cargar con este tipo de equipos, luego reemplazada por una sala de sistemas, dando paso a la nuevas tecnologías.  Así mismo, se contó en su momento con 4 buses, que ofrecían el servicio de transporte escolar a las estudiantes en el día a bajo costo y por las tardes garantizaban el desplazamiento de las niñas que    participaban de las actividades extraescolares de forma gratuita.  Los monitores de las actividades extraescolares hoy conocidas como lúdicas, también son un aporte que realiza la APF como parte del propósito de garantizar la formación integral de las estudiantes. Hoy por hoy la APF cuenta con una nómina de alrededor de 17 personas a su cargo que prestan un gran servicio a la comunidad educativa tanto en actividades artísticas y deportivas (Badminton, Voleibol, Natación, Baloncesto, Banda Marcial, Teatro, Danzas), como en el Restaurante Escolar, espacio que administra en la actualidad la APF y que tiene como propósito mejorar la nutrición principalmente de las estudiantes pero que al mismo tiempo presta sus servicios al resto de la comunidad educativa (Docentes, padres de familia, personal administrativo).  El servicio de enfermería dentro de la I.E. educativa es otro de los aportes de la APF con recursos propios. Cuenta con una profesional calificada incluso en Salud Ocupacional y de una completa dotación al servicio de las estudiantes.

La capilla, un aula de clase, los casilleros, La sala de idiomas, biblioteca, pasillo de entrada a la sede principal del colegio completamente cubierto, televisores en las aulas de clase, entre otros equipos adquiridos, parte con recursos de la APF y en otros casos, gracias a gestiones realizadas por la misma Junta con el sector público y privado, son otras de las obras entregadas por la APF a lo largo de sus casi 40 años de existencia al colegio.  Como parte de su aporte social y teniendo en cuenta la importancia de la formación de Buenas Cristianas y Honestas y Competentes Ciudadanas, misión de la comunidad educativa del Sagrado Corazón de Jesús Popayán, la APF apoya la contratación de docentes extras que refuerzan las áreas de Inglés en el caso de Transición y Primaria y otras asignaturas para las épocas de paro de docentes y otra eventualidades.  Así mismo, apoya diversas actividades y salidas de tipo académico, social y pastoral que se desarrollan en el colegio.

En la actualidad los ingresos que percibe la APF Salesianas, provienen de los aportes de sus asociados, de la venta del Bono Salesiano, la realización de la Fiesta de la Fraternidad y aportes que se obtienen de la gestión con entidades privadas.

Es importante resaltar el trabajo mancomunado de la APF con la comunidad de las Hijas de María Auxiliadora, comunidad religiosa al frente de la Dirección y Administración de la I.E. Sagrado Corazón de Jesús de Popayán y quienes hace 90 años llegaron a Popayán para encargarse de la formación de niñas y jóvenes de la capital caucana.